Descubre 8 lugares que ver en la Montaña Palentina

Montaña Palentina, Provincia de Palencia, Castilla y León, España
Duración (horas)

Información general

  • Dirección: Montaña Palentina, Provincia de Palencia, Castilla y León, España

Datos de contacto

  • GPS Latitud:    42.8682523
  • GPS Longitud: -4.5155143

Qué ver en la Montaña Palentina

Relato de un maravilloso fin de semana descubriendo las bondades del norte de Palencia

iglesia de moarves de ojeda

La Montaña Palentina, un paraíso artístico y natural

La Montaña Palentina es un enclave verdaderamente prodigioso que comprende el norte de la provincia de Palencia. Este territorio montañoso está formado por un sinfín de pintorescos valles, drenados por sonoros ríos que buscan con ímpetu la infinita Meseta castellana. La Montaña Palentina custodia, como si de un tesoro se tratase, una variada colección de flora y fauna. También hallamos atractivos pueblos serranos que surgieron en torno a pequeñas iglesias, la mayoría de ellas erigidas entre los S. XII y XIII. Esta constelación de templos forman la mayor concentración de arte románico en todo el Mundo, su diversidad y encanto os atraparán sin duda alguna. ¿Nos acompañas a descubrir este impresionante destino?

Las 8 maravillas que ver en La Montaña Palentina y norte de Palencia

  1. El espectáculo de la Berrea en el Valle Estrecho.
  2. Eremitorio Rupestre de San Vicente, Cervera de Pisuerga.
  3. Monasterio de San Andrés de Arroyo.
  4. Iglesia de San Juan Bautista de Moarves de Ojeda.
  5. Aguilar de Campoo, una de las villas más monumentales de Castilla y León.
  6. Antiguas Minas de Carbón de Barruelo de Santullán.
  7. La Cueva de los Franceses, Geoparque Las Loras.
  8. Convento de Mave.

Nuestro Alojamiento en la Montaña Palentina

montaña palentina

Situado en el corazón de la Montaña Palentina, junto al corredor natural que comunica Palencia con Cantabria, se encuentra el Parador de Cervera de Pisuerga, un buen punto de partida para adentrarse en un fantástico entorno natural. La estancia en el Parador fue todo un acierto, quedamos encantados por su confort, tranquilidad y sobre todo por las maravillosas vistas del Embalse de Ruesga que se obtienen desde su amplia terraza.

La Berrea en Valle Estrecho, Rebanal de las Llantas.

Uno de los parajes más encantadores del Norte de Palencia

La berrea acontece desde mediados de septiembre a mediados de octubre, momento en que los machos de ciervo buscan, agrupan y defienden su codiciado harén como buenos animales polígamos que son. La excitación de los contendientes va a manifestarse mediante la llamada berrea, la cual consiste en la emisión de potentes bramidos que es posible escuchar a varios kilómetros de distancia.

Los machos de ciervo proceden a desafiarse mediante auténticos combates rituales, estos gladiadores de monte enfrentan sus cornamentas con grandes empujones. Después del apareamiento, la gestación viene a durar unos ocho meses, por lo que los partos se producen sobre el mes de mayo.

Por cada parto suele nacer un gabato y, en raras ocasiones dos. Como curiosidad, hemos de comentar que el gabato ya puede andar en sus primeros minutos de vida. Los ciervos suelen tener una esperanza de vida de entre dieciocho y veinte años.

El espectáculo de la berrea pudimos vivirlo in situ en el llamado Valle Estrecho, paraje situado en las cercanías de la localidad de Rebanal de las Llantas, a poco más de 12 km de Cervera de Pisuerga. La experiencia fue posible gracias a la empresa palentina «Entre Valles y Cumbres«, también fueron ellos quienes nos mostraron todo el esplendor del centenario Hayedo en donde no faltaron todo tipo de explicaciones sobre tan importante ecosistema.

Después de la ruta por la alta montaña recibimos una feliz sorpresa gastronómica de la mano de Cocina de Altura que con su buen hacer nos cargó de energía y entusiasmo para el resto de la jornada. Durante el almuerzo aprovechamos también para confraternizar con los participantes de la Quedada por Palencia.

Eremitorio Rupestre de San Vicente

Interesante Iglesia rupestre y su necrópolis alto-medieval

eremitorio de san vicente de cervera de pisuerga

Una de las gratas sorpresas de este viaje recorriendo la Montaña Palentina fue el Eremitorio de San Vicente, situado muy cerca de Cervera de Pisuerga, una de las villas de mayor entidad poblacional de la zona. La Ermita de San Vicente es una construcción singular que forma parte del nutrido grupo de ermitas excavadas en la roca que hallamos en el norte de la Península Ibérica.

El encanto de estos templos es notable y posible gracias a la maestría de rasgar grandísimos bloques de roca arenisca. Parece ser que la parte más antigua de este templo, según las atinadas explicaciones de la amable guía que nos acompañó, es la sacristía que sería excavada hacia el S. VIII. Por lo demás, nos encontramos ante un sencillo templo canónicamente orientado y formado por un total de dos naves abovedadas. Por sus dimensiones, la Ermita de San Vicente es una de las iglesias rupestres más grandes de España. Circundando a la ermita se encuentra una necrópolis altomedieval formada por una veintena de tumbas antropomorfas que se encuentran orientadas con la cabeza en dirección oeste.

Monasterio de San Andrés de Arroyo

Una de las más altas cimas del románico palentino

monasterio de san andrés de arroyo

Tras la exquisita comida en el hotel-restaurante Peña Labra de Cervera de Pisuerga, comenzamos las visitas de la tarde con uno de los platos fuertes del viaje, la Abadía cisterciense de Santa María y San Andrés, fundada en el año 1181 por la condesa Doña Mencía López de Haro. Desde un principio el cenobio recibió importantes donaciones de la monarquía. En la actualidad está considerado como una de las obras más sobresalientes y características del románico palentino con pinceladas borgoñonas.

De las estancias visitables, lo más interesante es su soberbio claustro, obra que se remonta a los primeros años de la decimotercera centuria. En dicho claustro hallamos una magnífica columna angular, tallada con un especial gusto según demuestra su complicado fuste y su soberbio capitel que la corona. Este monasterio emana una gran influencia sobre otros templos de la zona como por ejemplo las iglesias que pasamos a citar:

Iglesia de Moarves de Ojeda

Prodigio de la Escultura Medieval

La fachada orientada al mediodía de la iglesia de Moarves de Ojeda cautivó a todos los visitantes que allí nos congregamos con su magnífico apostolado que por otra parte nos recordó al de la iglesia de Santiago de Carrión de los Condes. La excelsa portada de Moarves está formada por un total de seis arquivoltas que están decoradas con el típico taqueado jaqués, todas ellas se apean en bellísimos capiteles historiados con diversos temas iconográficos en donde no faltan seres del bestiario medieval.

pantocrátor y tetramorfos, moarves de ojeda

El Pantocrátor y el Tetramorfos dejaron boquiabiertos a la concurrencia con sus finísimos detalles que denotan la gran maestría del taller escultórico que trabajó en esta fachada. Después de la emocionante visita, con Síndrome de Stendhal incluido para que el escribe estas líneas, pusimos rumbo a la monumental villa aguilarense.

Un Paseo por Aguilar de Campoo

Una de las villas más monumentales de Castilla y León

aguilar de campoo

Los últimos rayos de sol de una jornada otoñal iluminaron la interesante visita por las calles de la ciudad fortificada de Aguilar de Campoo, cabecera de una extensa comarca que tiene fama por su inigualable inventario de iglesias románicas. El espacio que hoy ocupa Aguilar estuvo poblado desde tiempos pretéritos. Los iberos habitaron la ladera meridional de la llamada Peña Aguilón. Fue toda una delicia contemplar los monumentos aguilarenses, testigos del glorioso pasado de la ciudad que prosperó gracias a su posición estratégica junto a la orilla del río Pisuerga. Al entrar en la porticada Plaza Mayor, inevitablemente echamos mano a las cámaras fotográficas emulando lo que podría ser un asedio o mejor dicho un asalto en toda regla.

La Colegiata de San Miguel, obra compleja y dilatada en el tiempo, nos dejó fascinados por las numerosas obras de arte que custodia en su interior. Mientras, en el exterior pudimos contemplar la sorprendente compilación estilística que luce el templo, pudiendo identificar elementos arquitectónicos que abarcan desde el período románico al barroco, aunque bien es cierto que la fisonomía de la iglesia es eminentemente gótica.

Cena en la Posada de Santa María la Real

Después de la visita guiada nos esperaba la inconfundible silueta del Monasterio de Santa María la Real con su gallarda espadaña, una de las monumentales del románico hispano. Este impresionante monasterio, digno de una detenida visita, sufrió los estragos de la barbarie de las tropas napoleónicas, aún así conserva su bellísima iglesia y un notable claustro. En la Posada de Santa María la Real disfrutamos de una inolvidable cena con los apetitosos productos de la zona. Después nos dirigimos al confortable Parador Nacional de Cervera de Pisuerga, lugar en donde estuvimos alojados.

Antiguas Minas de Carbón de Barruelo de Santullán

Turismo de Aventura en la Montaña Palentina

parque ferroviario de barruelo de santullán

La jornada dominical comenzó después de degustar un delicioso desayuno en el Parador de Cervera, el día prometía y sin más dilación nos dirigimos hasta Barruelo de Santullán, una encantadora población de la Montaña Palentina. Aquí visitamos las antiguas antiguas minas de carbón y su estación de ferrocarril, convertida hoy día en un interesante centro turístico en el que disfrutar del turismo de aventura. Gracias a la iniciativa de la empresa de turismo activo El Robledal del Oso pudimos visitar las antiguas minas conduciendo un buggy, una experiencia única que nos llevó a parajes de gran belleza paisajística. Para finalizar la visita intentamos emular como pudimos al rebelde de Sherwood.

Cueva de los Franceses, Geoparque Las Loras

Una obra de Arte tallada por la sabia mano de la Naturaleza

cueva de los franceses

La provincia de Palencia ofrece auténticas maravillas artísticas y naturales como hemos podido comprobar a lo largo y ancho de su geografía, esta maravilla que ahora pasamos a describir es una auténtica obra de arte tallada por la naturaleza. Se trata de una de las Cuevas más espectaculares de España. Recibe esta curiosa denominación porque en ella eran abandonados los cuerpos de los soldados franceses en la Guerra de la Independencia (1808-1814). Su interior está repleto de todo tipo de caprichosas formas calcáreas en donde no faltan sorprendentes estalactitas, estalagmitas y gruesas columnas. Muy cerca de la Cueva de los Franceses se halla el Mirador de Valcabado, desde él se obtienen magníficas vistas del valle cántabro de Valderredible.

Convento de Mave

Degustando las delicias de la Cocina Palentina junto a un sorprendente cenobio medieval

La Quedada por Palencia culminó en el Convento de Mave, antiguo cenobio benedictino en donde algunas de sus estancias se han aprovechado hoy día para albergar un acogedor establecimiento rural. Allí disfrutamos de una deliciosa y reconfortante comida en la que disfrutamos de la compañía de todos los presentes en ella. Desde allí, el autocar nos llevó a la estación de Palencia en donde tomamos el tren que nos llevó hasta nuestra ciudad de origen.

Para finalizar, deciros que hemos vivido un fin de semana inolvidable visitando la provincia de Palencia. También queremos aprovechar para agradecer y dar la enhorabuena a Turismo Palencia, Somos Palencia, Visual Creative y Viajes Spacio Libre que con su esfuerzo y trabajo hicieron posible esta bonita iniciativa. ¡Hasta pronto Palencia!

Recomendaciones para preparar un viaje por Palencia y su provincia:

Fotos de la Montaña Palentina

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Descubre 8 lugares que ver en la Montaña Palentina

Montaña Palentina, Provincia de Palencia, Castilla y León, España

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas