Palenzuela, la antigua Pallanka, Pallantia

Calle Santa Eulalia, s/n, Palenzuela, Palencia, España
Duración (minutos)

Información general

  • Dirección: Calle Santa Eulalia, s/n, Palenzuela, Palencia, España

Datos de contacto

Palenzuela, la antigua Pallanka, Pallantia

Ruinas Góticas de la iglesia de Santa Eulalia, Comarca del Cerrato

palenzuela, santa eulalia

Situación geográfica:

Palenzuela es una villa histórica situada en la Comarca del Cerrato, territorio que ocupa el sur de la provincia de Palencia. Este núcleo lleva poblado desde tiempos prehistóricos debido a su buena situación geográfica, en la confluencia de los ríos Arlanza y Arlanzón. Palenzuela es uno de los conjuntos histórico-artísticos más interesantes de toda la provincia, no sólo por sus construcciones sino por la dilatada historia que lleva a sus espaldas aunque el olvido ha sido su peor aliado.

Toponimia:

Cabe destacar que Palenzuela, nunca fue llamada de esta forma con este diminutivo. Al parecer, fue la primera ciudad en llamarse Palencia, topónimo que procedería de Pallanka, nombre dado por una tribu celta en honor a una de sus ciudades asentadas a orillas del Danubio y que todavía existe.

La Pallanka celtíbera latinizó su denominación en favor de Pallantia y fue la ciudad más importante de la Hispania Celtíbera y la que más resistencia presentó a las temibles tropas romanas que salieron humilladas de este territorio varias veces y dificultaron la conquista del resto de la Meseta.

Un ejemplo heroico de resistencia a la poderosa Roma:

Según el historiador y teólogo hispano, Paulo Orosio, ante los muros de Pallantia murieron nada menos que 6.000 soldados romanos en una cruenta batalla. Incluso el temido Publio Cornelio Escipión Emiliano Africano, que sometió a la ciudad de Numancia, no pudo con la recia Pallantia, es más, fue humillado y tuvo que salir junto a sus hombres en una persecución aguas arriba del Arlanza, estamos hablando del año 133 a. C.

Más tarde en el 72 a. C, Pompeyo llegó a estas tierras con un ejército de nada menos que 60.000 hombres. Pallantia logró sobrevivir más de 50 años respecto a su aliada Numancia. La antigua Pallantia prefirió convertirse en cenizas que someterse al poder de los romanos. El incendio de su destrucción fue de tal magnitud que en la actualidad pueden apreciarse los restos de aquella tragedia.

Edad Media:

Cabe recordar que los «cronistas» medievales no estuvieron acertados a la hora de situar la ciudad de Pallantia que la ubicaban en la actual Palencia, junto al río Carrión. Al igual que Numancia que la situaron en la actual Zamora. El cambio de denominación de Pallantia por Palentia fue motivado por el propio Pompeyo que una vez conquistada la ciudad decidió trasladarla a la actual Palencia. Un lugar peor protegido al encontrarse en una zona llana y así sofocar más fácilmente posibles insurrecciones.

Cuando llegaron los musulmanes a la zona del Carrión no tuvieron prácticamente ninguna resistencia a la hora de conquistarla y destruirla, al no contar con defensas naturales, esta ciudad no volvió a resurgir hasta el S. X donde era una pequeña aldea dependiente del Condado de Monzón. En el año 1035, el rey leonés Sancho III restauró la Palentia del Carrión e instauró en ella la sede episcopal, esta ciudad creció de tal forma que llegó a superar a la antigua Pallantia del Arlanza que perdió su denominación por Palentia Minor, después se llamó Palenciola y por último Palenzuela, su nombre actual.

Iglesia de Santa Eulalia de Palenzuela:

En la imagen contemplamos una vista de las impresionantes ruinas góticas de la iglesia de Santa Eulalia. Esta iglesia fue erigida sobre los restos de un templo mozárabe, el cual aparece citado en documentos escritos del S. X con el nombre de Santa Eulalia de Palencia. La antigua fábrica mozárabe fue destruida en el S. XIII para levantar una gran iglesia que quedaría terminada en el S. XV.

La iglesia de Santa Eulalia mantuvo su servicio religioso hasta los primeros años del S. XX. Su retablo mayor estaba dedicado a Santa Eulalia, además contaba con otro dedicado a Santa Catalina. Ambos se encuentran hoy en la iglesia de San Juan.

De la iglesia de Santa Eulalia ha llegado a nuestros días la torre fortificada que llegó a contar con un reloj y todavía conserva su escalera de caracol. Cabe recordar que este campanario guarda un extraordinario parecido con la torre de la iglesia de San Miguel de Palencia, en la actual capital provincial.

También se mantienen en pie, los muros, pilares y los grandes arcos ojivales que sustentaban la cubierta. Desde esta vista, tomada desde levante, podemos observar las tres naves con las que cuenta el templo.

Patrimonio de Palenzuela:

Otras construcciones de gran interés que ofrece esta localidad al visitante son su castillo que al parecer ya existía en el año 850 y su notable puente medieval que salva las aguas del río Arlanza y podemos contemplar en la fotografía de abajo.

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Palenzuela, la antigua Pallanka, Pallantia

Calle Santa Eulalia, s/n, Palenzuela, Palencia, España

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas