Iglesia de San Trófimo, Arlés

6 Place de la République, 13200, Arles, Bocas del Ródano, Francia
Duración (minutos)

Información general

Datos de contacto

  • Teléfono:+33 04 90 49 36 36
  • GPS Latitud:    43.67688737148885
  • GPS Longitud: 4.627891303106935

Iglesia de San Trófimo, Arlés

Calificada como lugar Patrimonio de la Humanidad de la Unesco dentro del sitio ``Monumentos romanos y románicos de Arlés``

cathédrale saint trophime arles

Situación geográfica:

Arlés es una ciudad del sureste de Francia cercana a los 53.000 habitantes. El núcleo urbano surgió junto a la orilla izquierda del río Ródano, encontrándose a 29 km al norte de su desembocadura en el mar Mediterráneo. Actualmente es una de las ciudades más importantes del departamento de Bocas del Ródano (Región de Provenza-Alpes-Costa Azul) junto con Aix-en-Provence y Marsella, de las que dista a 77 y 92 km respectivamente.

Historia:

Julio César fundó en este lugar la Colonia Julia Paterna Arelatensium Sextanorum, la cual se convirtió en un próspero puerto fluvial y en la capital de la prefectura de las Galias. En la época cristiana la ciudad cobró gran importancia y en ella se celebraron los concilios de los años 314, 353 y 451. En el S. V, Arlés fue tomada por los visigodos aunque al poco tiempo sería ocupada por los francos. Este hecho la hizo perder cierto esplendor respecto a la época romana. Aún así, Arlés mantuvo un gran prestigio como ciudad episcopal y también estrechó importantes lazos comerciales con Bizanzio y Siria.

Hacia el año 879, Arlés se convirtió en la capital del Reino de Provenza y más tarde, en el 933, en la cabeza del Reino de Arlés. Ya entrados en el S. XII, Arlés fue uno de los puertos más activos del Mediterráneo, es más, tuteaba a los de las poderosas repúblicas de Génova y de Pisa, las grandes potencias marítimas en aquel momento. En la centuria siguiente, concretamente en el año 1251, Carlos de Anjou, conde de Provenza, se proclamaría señor de Arlés. Al poco tiempo, la ciudad quedó incorporada dentro de la corona francesa, a partir de este momento entró en un período de decadencia que se acentuó todavía más por la fuerte rivalidad que ofrecía Marsella debido a la intensa actividad comercial de su puerto.

Actualidad:

Hoy día, Arlés es uno de los destinos más atractivos de Francia para todos aquellos que disfrutan con la Historia y el Arte. Cabe recordar que esta ciudad atesora un impresionante patrimonio de época antigua y medieval. Aquí el visitante podrá visitar restos de baños romanos, murallas, teatro romano, anfiteatro romano, la iglesia de Saint-Honorat (estilo románico, S. XII) y, por supuesto, la célebre iglesia de San Trófimo, una de las obras maestras del arte románico internacional.

Saint-Trophime d’Arles:

El origen de esta iglesia hay que encontrarlo nada menos que en el año 606, momento en que existió un antiguo templo que podría estar dedicado a San Esteban. Aunque de esta época se conservan escasos vestigios. La iglesia actual de San Trófimo es una bella muestra del arte románico provenzal. Presenta planta de cruz latina con una espaciosa nave que está flanqueada por colaterales, todas ellas son del S. XII. La nave transversal o transepto es del S. XI y la girola data de finales del S. XIV. Su fachada occidental, levantada en el S. XII, es uno de sus elementos más interesantes debido a la riquísima decoración escultórica que luce su fantástica portada.

Portada de San Trófimo de Arlés:

Aquí encontramos una iconografía que gira en torno al Juicio Final. El tímpano es de sobrecogedora belleza y está presidido por el Pantocrator rodeado por el Tetramorfos, es decir, los cuatro símbolos de los evangelistas. Este espacio queda circundado por una bella arquivolta que presenta coros de ángeles. Dicho tímpano se sustenta en un dintel que representa el Juicio Final, tema muy común de las portadas románicas. También son de destacar los dos frisos que encontramos en la portada, el del lado meridional o derecha del espectador, representa a los condenados al infierno, mientras que en el del lado norte aparecen las almas que se salvan. Bajo los frisos se puede identificar a algunos apóstoles y al titular del templo, San Trófimo.

Estas esculturas son las más sobresalientes del románico de la Provenza junto con las que podemos admirar en la Abadía de Saint-Gilles-du-Gard. En ambas se puede comprobar el gran influjo de la cultura romana, especialmente en las figuras que transmiten una gran solemnidad y nos recuerdan a la escultura que lucía en los sarcófagos romanos y paleocristianos. Además, parece que los artistas del románico provenzal mantienen una gran preocupación por plasmar la dignidad de la figura humana. Todas estas características definen al románico provenzal, muy vinculado al arte antiguo como también puede comprobarse en la cercana Abbaye de Montmajour y en la Chapelle de Saint-Quenin de Vaison-la-Romaine.

Claustro:

También merece una atención especial el claustro que presenta dos galerías de la época románica y otras dos góticas que datan del S. XIV.

Álbum fotográfico:

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Iglesia de San Trófimo, Arlés

6 Place de la République, 13200, Arles, Bocas del Ródano, Francia

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas