Abbaye de Montmajour

Route de Fontvielle, 13200, Arles, Bocas del Ródano, Francia
Duración (minutos)

Información general

Datos de contacto

Abbaye de Montmajour

Una antigua abadía benedictina fundada en el año 948

Situación geográfica:

La Abadía de Montmajour se erigió en una colina llamada «Mont Majour«, la cual se eleva sobre las marismas del Ródano. El monasterio se encuentra situado a tan sólo 5,8 km al noreste de la ciudad de Arlés y a 91,6 km al noroeste de Marsella. Nos hallamos muy cerca de la desembocadura del río Ródano en el Mar Mediterráneo, en el departamento francés de Bouches-du-Rhône (Región de Provenza-Alpes-Costa Azul).

Fundación:

El origen de esta antigua comunidad de monjes benedictinos se remonta hasta nada menos que el año 948. Con el paso del tiempo, el monasterio fue extendiendo su influencia hasta convertirse en el S. XIII en un importante núcleo que abarcaba a un total de 56 prioratos situados desde el Valle del Isère hasta el Mediterráneo.

Historia:

A mediados del S. XI los monjes benedictinos construyen la llamada capilla de Saint-Pierre y posteriormente una gran abadía. La reliquia de la Vera Cruz que se conserva en la cripta atrae a multitud de peregrinos por lo que es necesario levantar en el S. XII la capilla de la Santa Cruz que se encuentra en el exterior de la zona de clausura. A finales de la siguiente centuria el monasterio va a vivir la época de mayor esplendor cuando aglutina un total de 56 prioratos como hemos mencionado en el párrafo anterior.

Cuando comienza la Guerra de los Cien Años la abadía se va a fortificar. En el S. XVIII se levantará un nuevo monasterio realizado por la Congregación de San Mauro. En el año 1840, la Abadía de Montmajour será declarada Monumento Histórico de Francia, poco después comenzarán las obras de restauración. Más tarde, en 1945, la abadía pasará a propiedad del Estado.

Descripción:

Desde el ángulo oriental de la abadía, en el exterior, podemos contemplar una necrópolis medieval formada por tumbas rupestres, las más antiguas disponen de una ubicación para la cabeza y los pies. También, desde esta posición, contemplamos la robusta Torre de Pons de l´Olme, su cronología se sitúa en el año 1369 y sirve de testimonio de la fortificación de la Abbaye de Montmajour durante la Guerra de los Cien Años. Desde lo alto de la torre el visitante podrá contemplar la belleza agreste del paisaje que tanto fascinó al célebre, Van Gogh, el cual dibujó en varias ocasiones este lugar durante su estancia en la ciudad de Arlés entre los años 1888-1889, actualmente estas pinturas se custodian en el Museo Van Gogh de Amsterdam.

Cripta:

Uno de los elementos más llamativos del conjunto arquitectónico es la cripta que cuenta con la doble función de cimiento y de iglesia subterránea, la cual se amolda perfectamente a la singular orografía. Su costado sur tiene un aspecto cavernario, en la fachada norte los arcos fajones sustentan la bóveda de medio cañón.

Capilla de Saint-Pierre:

El elemento más antiguo de la Abbaye de Montmajour es la capilla de Saint-Pierre, la cual presenta un primitivo aspecto que evidencia su existencia desde el período prerromano, en su acceso podemos encontrar una representación incrustada en el muro del titular de la capilla, San Pedro.

Iglesia abacial:

La gran iglesia del S. XII nunca llegó a terminarse, su única y espaciosa nave fue diseñada para contar con un total de cinco tramos aunque tan sólo se llegó hasta el segundo por lo que el ala occidental quedó inconclusa. Dicha nave se cubre mediante bóveda de cañón ligeramente apuntada y desemboca en un ábside cuyo diámetro presenta la misma anchura de la nave. Como curiosidad, el costado norte de la nave no presenta ningún vano, ello es debido a la fuerza del mistral, un viento del noroeste que sopla en la costa mediterránea desde la desembocadura del río Ebro hasta la ciudad de Génova.

Claustro románico:

El magnífico claustro románico de la Abadía de Montmajour es uno de los elementos más sobresalientes del conjunto arquitectónico. En la crujía occidental se pueden contemplar grabados que hacen referencia, entre otros, a la partida de las Cruzadas, en las ménsulas (datadas en el S. XII) encontramos representaciones del Bestiario Medieval, evocando personalidades equiparables a las de los hombres pero especialmente vienen a reflejar la lucha entre el bien y el mal.

También se pueden encontrar seres híbridos y andrófagos como la Tarasca, que se hizo muy popular en el bajo Ródano, dando origen a topónimos como el de Tarascón, localidad situada a escasos kilómetros de Arlés. Según cuentan la leyenda, la tarasca, mitad dragón, mitad león, devoraba a todo aquel que intentase cruzar las marismas del Ródano.

En la crujía oriental se encuentra el Arcosolio de los Condes de Provenza, los cuales fueron importantes benefactores de la Abadía de Montmajour. Esta galería es la única que conserva los capiteles de la época románica, entre ellos destaca la representación de la Tentación de Cristo que mira frente a la Sala Capitular. La galería septentrional cumplió con la función de enterramiento a juzgar por las numerosas lápidas y losas que se encuentran en ella.

Álbum fotográfico:

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Abbaye de Montmajour

Route de Fontvielle, 13200, Arles, Bocas del Ródano, Francia

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas