Monasterio de San Pedro de Roda

Camí del Monestir, s/n, El Port de la Selva, Girona, España
Duración (minutos)

Información general

  • Dirección: Camí del Monestir, s/n, El Port de la Selva, Girona, España

Datos de contacto

  • E-mail: monestir@terramar.org
  • Teléfono:972 387 559
  • GPS Latitud:    42.3233925
  • GPS Longitud: 3.1663707999999815

Monasterio de San Pedro de Roda

El Port de la Selva, Girona

monestir sant pere de rodes

Monasterio de Sant Pere de Rodes:

Puede decirse que el monasterio benedictino de Sant Pere de Rodes fue un punto de inflexión en la historia de la arquitectura, ello fue motivado por una serie de acontecimientos que significaron cambios en la forma de construir, en la política exterior de los condados catalanes y en las costumbres del cristianismo en Europa Occidental. La arquitectura de este templo nos transmite una cierta rudeza, propia del primer románico. En esta fase todavía persisten los recursos estéticos de tradición romana.

A finales del S. X y principios del XI, los condados catalanes perseguían una acercamiento al papado de Roma y una independencia respecto a los francos. A partir del año 951 se sucedieron una serie de viajes a Roma encabezados por la aristocracia catalana, entre ellos Sunifredo de Cerdaña, Oliba Cabreta y el Conde Borrel junto con el obispo Atón. Estas expediciones buscaban la independencia de la iglesia catalana respecto a Francia, entre otras, Vic perseguía la silla episcopal.

A partir de estos viajes los monasterios catalanes empezaron a depender directamente de San Pedro de Roma, e incluso llegó a ver un papa catalán, hablamos de Gerberto d´Aurillac que se había formado como monje en Ripoll, alcanzando el papado, con el nombre de Silvestre II, ello fue entre los años 999 y 1003.

Una nueva arquitectura:

Después comenzaron las obras de San Pedro de Rodas, San Vicente de Cardona y la Catedral de Gerona. Estos templos incorporaron un avance respecto a la arquitectura anterior, los abovedamientos, que se hicieron más perfectos adaptando más los estribos por lo que se hicieron más seguros. A principios del S. XI, momento en que se empezó a construir este magnífico monasterio, comenzó el culto popular a las reliquias de los santos y a los mártires.

Las gentes peregrinaban en oleadas a los monasterios que atesoraban reliquias, por ello, los arquitectos y maestros necesitaron ampliar los espacios para dar acogida a la gran afluencia de fieles. Con todo ésto, empezó a surgir una «iglesia subterránea», las criptas, éstas surgieron en territorio germano. El abad Oliba, que también fue abad en Sant Pere de Rodes, además de Ripoll y Cuixá, intentó europeizar su diócesis incorporando el uso de criptas a los templos catalanes para dar acogida a las reliquias. Además, la girola o deambulatorio, situada en la cabecera, también ocupó un lugar primordial en el atesoramiento de reliquias.

Arte románico lombardo:

San Pedro de Roda, en el vértice oriental de la Península, junto al  Cabo de Creus y Santiago de Compostela en el extremo occidental, muy cerca de Finisterre, hicieron un eje de peregrinación de casi 1.300 kilómetros, en este espacio, desde Cataluña a Galicia y entre el Cantábrico y la Meseta Norte se expandió el románico por la Península.

Esta arquitectura lombarda con su perfeccionamiento en las bóvedas y sus característicos elementos ornamentales como las arcuaciones ciegas, empezaron a expandirse por la Península, en el primer románico, además de los ejemplos de Cataluña, los aragoneses de Obarra, la Catedral de Roda de Isábena, San Caprasio en Santa Cruz de la Serós, etc, así hasta llegar a Galicia con las muestras de San Martín de Mondoñedo o San Xoán de Vilanova.

Álbum fotográfico:

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Monasterio de San Pedro de Roda

Camí del Monestir, s/n, El Port de la Selva, Girona, España

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas