Monasterio de San Juan de los Reyes

Calle de los Reyes Católicos, 17, Toledo, Toledo, España
Duración (minutos)

Información general

Datos de contacto

  • Teléfono:925 223 802
  • GPS Latitud:    39.8578667
  • GPS Longitud: -4.031743000000006

Monasterio de San Juan de los Reyes

Mandado construir por la reina Isabel la Católica, arquitecto Juan Guas

Ubicación:

Después de la Catedral Primada de Toledo, el Monasterio de San Juan de los Reyes es el monumento gótico más importante de la ciudad de Toledo. Según algunos autores, quedaría encuadrado dentro del estilo gótico-isabelino. Otras posturas prefirieron clasificarlo como gótico hispano-flamenco. Ello es debido a las corrientes mudéjares y a la influencia procedente de Flandes, las cuales fueron introducidas por Hanequin de Bruselas en la capital castellana por medio de sus trabajos en los cuerpos superiores de la Catedral de Toledo.

San Juan de los Reyes se sitúa dentro del recinto de la ciudad de Toledo, muy cerca de la Puerta del Cambrón y del célebre Puente de San Martín que salva el cauce del río Tajo. En el año 1477 se adquieren unos terrenos que pertenecían a Francisco Núñez y a Pedro Núñez de Toledo, regidor de Madrid. En un principio el monasterio se denominó «San Juan ante Portam Latinam».

Maestros de obras:

Sus obras de construcción fueron encargadas a Juan Guas y a Egas Cueman, hermano de Hanequin de Bruselas. Cabe recordar que Juan Guas fue el arquitecto preferido de la reina Isabel la Católica. Este monasterio se erigió para conmemorar el nacimiento del príncipe Don Juan. También en acción de gracias por la victoria conseguida en la Batalla de los Campos de Toro que aconteció en el año 1476. Dicha batalla dio el trono de la Corona de Castilla a la reina Isabel. Las obras de San Juan de los Reyes comenzaron en el año 1477.

Juan Guas se propuso terminar la obra el día de San Juan del año 1498. Ello no sería posible porque el célebre arquitecto falleció en el año 1496. Sus yernos, Luis de Aguirre y García Pérez de Roxas, junto con los maestros Antón Egas y Enrique Egas, se encargaron de finalizar el proyecto.

Costo de la obra:

En un principio el proyecto iba a consistir en una colegiata y en un panteón real. Esta idea inicial tuvo que ser olvidada para levantar un monasterio franciscano. San Juan de los Reyes fue habitado por la orden franciscana que llevaba instalada en Toledo desde el año 1219. Según las cuentas del tesorero real Ruy López, la construcción de este gran edificio, junto con la Guerra de Granada, mermaron considerablemente las arcas reales. El costo final de la obra alcanzó los nada menos que 200.000 ducados, una cifra estratosférica para la época.

Claustro:

Una de las estancias que más llama la atención de los visitantes es el claustro. Está compuesto por un total de cuatro galerías que cuentan con grandes ventanales de tracería flamígera, bordeados por un friso con decoración vegetal y animal. En el cuerpo superior del claustro es recomendable centrar la atención en la techumbre policromada que está decorada con los emblemas típicos de los Reyes Católicos.

Descripción de la iglesia:

La iglesia abacial cuenta con una sola nave con capillas laterales entre los contrafuertes. En la fotografía contemplamos la cabecera en donde destacan los arbotantes que se rematan con pináculos, entre los que se disponen las capillas, las cuales alcanzan la mitad de altura que la nave central.

Entre los contrafuertes se abren grandes vanos que rompen con la sobriedad del edificio en el exterior. En un principio como se citó, el edificio se levantó para albegar el Panteón Real. Este hecho lo podemos corroborar en la vista exterior del edificio. Si cruzamos el Puente de San Martín en dirección a Los Cigarrales, podemos ver como el templo simula ser una tumba y los pináculos tienen un cierto parecido a los cirios. Sin embargo, el Arzobispo de Toledo intentó oponerse a ello.

La cabecera cuenta con un ábside pentagonal con contrafuertes en los que se colocan reyes de armas. El conjunto se corona con un magnífico  cimborrio octogonal. Los paramentos del crucero y del ábside se dividen en dos cuerpos mediante dos profundas escocias, donde están colocadas las cadenas de los cautivos cristianos.

Curiosidad:

Como curiosidad para el lector, unas cadenas decoran los entrepaños exteriores del monasterio. Dichas cadenas proceden de los prisioneros cristianos que fueron liberados en el año 1485 de la ciudad de Marbella y otros puntos del Reino de Granada que estaba viviendo sus últimos momentos como posesión musulmana.

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Monasterio de San Juan de los Reyes

Calle de los Reyes Católicos, 17, Toledo, Toledo, España

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas