San Miguel de Lillo

Lugar Lillo, 1, 33194, Oviedo, Asturias, España
Duración (minutos)

Información general

  • Dirección: Lugar Lillo, 1, 33194, Oviedo, Asturias, España

Datos de contacto

  • Teléfono:985 212 660
  • GPS Latitud:    43.3803229
  • GPS Longitud: -5.86836679999999

San Miguel de Lillo

La capilla palatina del rey Ramiro I, arte prerrománico

iglesia prerrománica

Ubicación:

La iglesia de San Miguel de Lillo se sitúa en las cercanías de Oviedo, una ciudad que atesora un magnífico patrimonio artístico y una dilatada historia. El núcleo primitivo de la población lo constituye la ermita de San Vicente, construida en el S. VIII. A ella se sumó la iglesia de San Salvador y diversas edificaciones. Aunque en el año 794 la ciudad fue asolada por una razzia islámica, el rey Alfonso II la restauró y estableció aquí su corte. En su calidad de capital del reino asturiano experimentó un rápido crecimiento. Hacia el año 914, Ordoño II trasladó la capital de Oviedo a León, pero la ciudad fue el principal centro urbano del reino.

En 1090 recibió sus fueros concedidos por Alfonso VI y fue objeto de un favorable trato por parte de los reyes durante la Baja Edad Media. Más tarde, en los S. XIV y XV, conoció un período muy agitado entre las diversas facciones de la aristocracia. La crisis castellana del S. XVII también afectó a Oviedo hasta el S. XIX momento en que se convirtió en un importante centro industrial. Como curiosidad, en el año 1870 la ciudad coincidía con en el antiguo entramado urbano medieval. La llegada del ferrocarril constituyó un importante desarrollo. En la actualidad, Oviedo es la capital de Asturias y una de las ciudades más bellas del norte de España.

Centro neurálgico del arte asturiano:

En el arte asturiano, Oviedo tiene su máxima representación en los edificios que se encuentran en el Monte Naranco, estamos hablando de las iglesias de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, esta última es la que nos ocupa.

Descripción de la obra:

San Miguel de Lillo fue la capilla palatina del rey asturiano Ramiro I. Este monarca fue el impulsor de una soberbia arquitectura que ya anunciaba la llegada del arte románico. Estas capillas palatinas tienen su origen en el Bajo Imperio Romano y tuvieron su apogeo durante el Imperio Carolingio, donde surge el oratorio privado del monarca o señor. La máxima cima de capilla regia la tenemos en Aquisgrán (Alemania) que sigue modelos orientales, es muy similar en su estructura a San Vital de Ravena.

Los templos áulicos de esta tipología servían para custodiar el tesoro espiritual del rey que en numerosas ocasiones contaba con reliquias. Los ejemplos de capillas palatinas más notables en Europa durante la Alta Edad Media los tenemos en los siguientes ejemplos:

  • Santa Sofía de Benevento.
  • Saint Germigny-des-Prés.
  • Capilla de Aquisgrán.

El tesoro más apreciado de la monarquía carolingia era un fragmento de la «Cappa de San Martín», que formaba parte de la herencia merovingia, esta capa era conocida con el diminutivo de capella. Las personas que se dedicaban a custodiar la «Capella» se les llamaba «capella», por este efecto metonímico el lugar que la custodiaba se llamó capilla. Durante el Medievo, este nombre se hizo extensivo a todas las iglesias de uso privado de un determinado señor.

El rey Ramiro I mandó levantar un palacio con baños, la actual Santa María del Naranco y a 300 metros restauró un antiguo templo dedicado a San Miguel que lo convirtió en su particular capilla regia. San Miguel de Lillo tan sólo conserva la tercera parte de su antigua fábrica prerrománica ya que en el S. XI se hundió el resto. A nuestros días ha llegado el pórtico, con dos cámaras a sus lados, y el primer tramo de las naves en su parte occidental.

Una arquitectura novedosa hasta el momento:
  • Como aspectos novedosos ante las construcciones prerrománicas de la etapa de Alfonso II, presenta el abovedamiento de los espacios, las columnas sustituyen a los pilares y aparece una tribuna de fábrica sobre la puerta.
  • La planta basilical difiere del prototipo carolingio de capilla palatina y sigue la disposición basilical de San Juan de Baños, templo de época visigótica localizado en Baños de Cerrato, Palencia. San Miguel de Lillo presenta una notable elevación pese a sus reducidas dimensiones.
  • Los distintos muros compensan el empuje de la bóveda central.
  • Aparecen relieves en las jambas de la portada de acceso que se abre en el muro de poniente.

Galería:

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

San Miguel de Lillo

Lugar Lillo, 1, 33194, Oviedo, Asturias, España

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas