Descubre 10 maravillosas torres románicas

Os presentamos 10 torres románicas que asombran por su belleza y monumentalidad

románico de soria

Torre románica de Yanguas

El campanario más esbelto del románico de Soria

Debido a la fisonomía de esta torre y al paisaje que la rodea parece que nos encontramos en los Pirineos, concretamente en el Valle de Boí, pero no es así, este solitario campanario se yergue en una ladera asentada en el Cañón del río Cidacos, en las cercanías de Yanguas, antigua población soriana que ya debió existir en la época romana. La torre formó parte de la iglesia de San Miguel, templo que quedó abandonado a principios del S. XIX. La torre de San Miguel de Yanguas fue levantada en sillarejo, sólo presenta sillares escuadrados en las aristas. En el nivel superior de la torre se abren ventanas geminadas en cada cara, bajo ellas se abre un gran vano con arco de herradura, también en cada cara de la torre.

torre de pisa

La Torre de Pisa

Todo un desafío arquitectónico

Pisa, una ciudad italiana de aproximadamente 90.000 habitantes, es conocida mundialmente por su maravillosa torre inclinada, la cual forma parte del impresionante conjunto arquitectónico de Campo de Miracoli, un área amurallada que se encuentra en la zona central de la ciudad y en la que los visitantes podrán disfrutar de la citada torre, el Duomo, el Baptisterio y el Campo Santo. La Torre de Pisa, uno de los campanarios más emblemáticos del arte románico, alcanza los 57 metros de altura y presenta un total de ocho niveles. Su inclinación de 4° supone todo un desafío de la arquitectura románica al paso del tiempo.

torre de la iglesia de san esteban, segovia

Iglesia de San Esteban

La Torre románica más alta de España

Nos encontramos ante la torre más alta del románico español con 56 metros, durante muchos años fue la torre más alta de la ciudad de Segovia hasta que se construyó la torre de la Catedral que alcanza los 90 metros y es una de la mayores del país. La torre de la iglesia de San Esteban está formada por un total de seis cuerpos, el inferior es macizo para soportar con solvencia el resto de la estructura. Esta torre está fechada en los primeros años del S. XIII y por su estilo responde a un románico tardío en el que algunos autores han visto ciertos resabios orientales y bizantinos.

romànic lleida

Torre de forma troncopiramidal

Iglesia de Coll de Nargó

La iglesia de Sant Climent de Coll de Nargó presenta uno de los campanarios románicos más curiosos y antiguos de esta selección artística que hoy os proponemos, ello es debido a su curiosa forma troncopiramidal, la cual mantiene hasta su mitad inferior. Esta torre es de origen prerrománico y en ella se pueden encontrar ventanas con formas de arco de herradura que nos recuerdan al arte islámico.

torre de santa maría la antigua valladolid

Iglesia de Santa María la Antigua de Valladolid

Una de las torres más esbeltas del románico castellano

Esta esbelta torre puede considerarse como uno de los grandes iconos de la capital del Pisuerga y también como uno de los templos más señeros del románico de Valladolid. Su altura casi roza los 50 metros por lo que se trata de uno de los campanarios románicos más altos de España. La torre queda rematada por un gran chapitel de forma piramidal que presenta tejas de cerámicas, lo cual parece recordarnos a algunas torres borgoñonas.

cervatos románico

Una de las torres más bellas del románico de Cantabria

Colegiata de San Pedro de Cervatos

La Colegiata de San Pedro de Cervatos nos brinda uno de los mejores ejemplos de torres románicas en Cantabria junto con la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda, quizá sea la más alta de todas ellas. Esta sólida estructura, realizada a finales del S. XII, suma un total de tres niveles, el inferior viene a ocupar más de la mitad de la altura total del campanario y no presenta vanos, el nivel intermedio presenta tres arcos ciegos en cada cara y el superior dobles troneras. En uno de los capiteles que presenta esta gallarda torre podemos encontrar un interesante capitel que representa una lucha entre centauros.

campanarios románicos

La más esbelta de las torres del Serrablo

Campanario de la iglesia de San Pedro de Lárrede

Nos encontramos ante la más alta e interesante de las torres del Círculo Larredense, grupo de iglesias altomedievales que se conservan en el Serrablo (Provincia de Huesca). La torre de San Pedro de Lárrede conjuga formas del románico lombardo con el arte mozárabe, en ella se pueden apreciar arcos de herradura enmarcados en alfiz, solución decorativa que fue tratada con profusión en el arte islámico.

chiesa romanica

Torre de estilo románico pisano

La más célebre de las iglesias románicas de Cerdeña

Cerdeña puede considerarse como la isla del románico debido al gran número de construcciones que presenta en este estilo, de todas ellas brilla de manera especial la Basílica de Saccargia por su bellísima fachada y su campanario de 40 metros de altura, considerado como una de las torres románicas más bellas de Italia. Esta joya del románico pisano atesora además el único ciclo de frescos medievales que ha conservado Cerdeña.

románico de occitania

Torre románica de forma cilíndrica

Campanario de la Catedral de Uzès

La torre de la Catedral de Uzès, conocida como la «Tour Fenestrelle«, nos recuerda de manera especial a la Torre de Pisa, anteriormente comentada, ello es debido a su forma cilíndrica y la disposición de sus innumerables vanos. La torre suma una altura de 42 metros y está considerada como una de las torres románicas más bellas de Francia. Por otra parte, este campanario es uno de los escasos elementos en estilo románico que posee la catedral, consagrada en el año 1090.

torre de san nicolás coca

Un Rascacielos románico

Torre de la desaparecida iglesia de San Nicolás, Coca (Segovia)

Esta impresionante torre, hoy día exenta, formó parte de la desaparecida iglesia de San Nicolás, el templo más antiguo de Coca, una de las poblaciones más monumentales de la provincia de Segovia, la cual tienen fama por su majestuoso castillo. La Torre de San Nicolás fue levantada en mampostería y ladrillo hacia el S. XII, por su aspecto y técnica constructiva nos recuerda a los alminares medievales de las mezquitas. Desde lo alto de la torre se obtienen magníficas vistas de la villa medieval y de los valles del Eresma y del Voltoya.