Templo romano de Córdoba

Calle Capitulares, s/n, Córdoba, Córdoba, España
Duración (minutos)

Información general

  • Dirección: Calle Capitulares, s/n, Córdoba, Córdoba, España

Datos de contacto

  • Teléfono:902 201 774
  • GPS Latitud:    37.88480399396198
  • GPS Longitud: -4.77639265358448

Templo romano de Córdoba

También conocido como Templo de Claudio Marcelo, es pseudoperíptero, hexástilo y levantado en orden corintio

templo romano de córdoba

Fundación de la Córdoba romana:

Según la mayoría de los autores la ciudad de Córdoba fue fundada en torno al año 169 a. C, aunque tampoco se descarta la presencia anterior de un núcleo íbero e incluso fenicio. Cuando el cónsul, político y militar romano, Claudio Marcelo llega a Córdoba inicia una era de reformas y embellecimiento de la ciudad que tanto la ennoblecieron y elevaron en todos los conceptos. Se repobló la ciudad y se cercó con fortísimos muros. Se levantó la basílica o pretorio para residencia de los altos cargos de la provincia, con convento jurídico o senado, foro, plazas paras las legiones, universidad, templos, cárceles, anfiteatro, teatro, circo, estadio, ceca, tribunal de contrataciones, puerto fluvial y un nuevo puente sobre el río Betis, hoy Guadalquivir, que todavía existe parte de él.

Una ciudad levantada a semejanza de Roma:

A esta nueva ciudad, construida a semejanza de Roma, destinó pobladores romanos del orden senatorio y patricio, con otros naturales y escogidos de Córdoba con lo que se formó con estas dos castas la vecindad de la que sería la Colonia Patricia romana, primera de Hispania. Esta convivencia en el mismo recinto de romanos y cordobeses dio resultados satisfactorios ya que se acomodaron a la misma vida fundiéndose en una de la que salieron ilustres celebridades.

Córdoba se convirtió en la cabeza de la Hispania Ulterior, residencia de sus pretores y presidentes. Esta ciudad fue la más próspera del Occidente del Imperio, aunque la creación de las colonias era del fuero del Senado Romano, quien acordó la de Córdoba fue Claudio Marcelo a quien corresponde principalmente la gloria que alcanzó Córdoba. Además del título de Colonia Patricia se concedió a Córdoba el privilegio de acuñar moneda. Cuando Augusto realizó la división territorial de Hispania, la constituyó como la capital de la Bética aunque posteriormente la ciudad de Sevilla la disputó este honor.

Luchas entre César y Pompeyo:

César entró en la ciudad siendo bien recibido, Varrón, al frente de un ejército pompeyano de 25.000 hombres probó de sorprenderla aunque inútilmente. Al regresar a Roma, César dejó para gobernador de Córdoba a Casio Longino, quien cometió varios excesos que hizo sublevar al pueblo hasta que lograron quitarle del cargo, del cual tomó posesión el cuestor Marcelo. Cuando aconteció la segunda lucha de César con los hijos de Pompeyo, Córdoba apoyó a estos últimos, por lo que César la sitió y sufrió graves consecuencias.

El caballero cordobés Escápula se suicidó para no caer ante las tropas de César, antes del suicidio invitó a un banquete a sus amigos y después mandó a un esclavo que le atravesase el pecho con una espada y que sus restos fueron arrojados al río. Saqueada la ciudad, no por eso decayó e incluso con el tiempo recuperó su prosperidad.

Templo romano de Córdoba:

De la Córdoba romana la ciudad conserva abundantes y dispersos restos como mosaicos, sarcófagos y vestigios arquitectónicos. Su monumentalidad quedó oscurecida a causa del gran florecimiento alcanzado por la ciudad tras su conquista por los musulmanes que levantaron la grandiosa mezquita, monumento de máxima importancia. El Templo que nos presenta la fotografía es uno de los mejores ejemplos arquitectónicos del período romano en la Bética, el cual estaría fechado en la segunda mitad del S. I d. C, entre los reinados de los emperadores Claudio y Domiciano. La titularidad del templo probablemente estuviese dedicada al culto imperial. En cuanto a sus características estamos ante un templo pseudoperíptero, como la mayoría de los templos romanos; es también hexástilo al presentar seis columnas en su frente y por último, sus capiteles están decorados con acantos y volutas, por lo tanto, utilizan el llamado orden corintio.

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Templo romano de Córdoba

Calle Capitulares, s/n, Córdoba, Córdoba, España

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas