Mosaico del Don del Vino

Calle Cánovas del Castillo, 4, 41400, Écija, Sevilla, España
Duración (minutos)

Información general

  • Dirección: Calle Cánovas del Castillo, 4, 41400, Écija, Sevilla, España

Datos de contacto

  • E-mail: museo@ecija.es
  • Teléfono:954 830 431
  • GPS Latitud:    37.53941395473776
  • GPS Longitud: -5.079604554848743

Mosaico del Don del Vino

Museo Histórico Municipal de Écija

mosaico del don del vino

El Vino a lo largo de la Historia:

El vino fue para ciertas culturas antiguas símbolo del conocimiento y la iniciación, en la Antigua Grecia el vino suplía la sangre de Dioniso y por lo tanto representaba la bebida de la inmortalidad. Recordemos que el culto a Dioniso estaba asociado al conocimiento de los misterios de la vida después de la muerte. En el arte, el vino y, especialmente la vid, fueron considerados como un símbolo de la inmortalidad. En las antiguas religiones de Oriente Próximo, la vid fue un árbol sagrado y por ello el vino era conocido como la bebida de los dioses. Los primeros testimonios del producto fermentado de la uva parecen remontarse al Neolítico.

Este producto se amoldó perfectamente a la gastronomía de Grecia y Roma, para después ser introducido en las Galias que al parecer fue el lugar donde se inventó el tonel. A partir de la Edad Antigua el vino está presente en la gastronomía occidental.

Expansión del vino:

Probablemente uno de los primeros lugares donde se cultivó la vid fue en los Montes Zagros durante el Neolítico. Posteriormente se introdujo en Egipto, Siria y Mesopotamia. En torno al año 2.000 a. C se cultivaba en la Tracia, sur de Grecia, Creta, Toscana, Sicilia y en el norte de África. En el S. VI a. C comenzó a cultivarse en el sur de la Península Ibérica, Irán y el sureste de Arabia. En el S. II d. C. fue introducido en la zona de Burdeos. Entre los S. I y III se introdujo en las regiones del Loira y Borgoña para posteriormente cultivarse en el Valle del Rin e incluso en Inglaterra.

En el S. XVI, los españoles llevaron la vid a México y los portugueses al lejano Oriente. En el S. XVII se introdujo en Perú y Florida, en la siguiente centuria se extendió por California, Chile y Sudáfrica. A partir de 1850 se plantaron viñedos en Australia y Nueva Zelanda,

Mosaico del Don del Vino

Este magnífico mosaico romano, datado en la segunda mitad del S. II d. C, representa diferentes escenas del mito en el que Dioniso muestra a la humanidad el secreto del cultivo de la vid y la fabricación del vino. Este mosaico formó parte del ornato de una domus de la antigua ciudad de Astigi (Ecija), en dicha domus fueron encontrados otros seis mosaicos.

La pieza destaca por su gran calidad técnica y sus cualidades pictóricas en el que se puede apreciar sombras e incluso la expresión en las miradas de los distintos personajes, ello se consiguió aplicando un gran número de teselas muy pequeñas de pasta vítrea, terracota, mármol y diversas piedras.

El Mosaico del Don del Vino fue hallado en el año 1990 en unas excavaciones que acontecieron en la ciudad sevillana de Écija, concretamente entre las calles Espíritu Santo y Barrera de Oñate. En la Exposición Universal de Sevilla 1992, el mosaico ocupó un lugar de preferencia en el Pabellón de Andalucía.

Identificación de los personajes:
  • En la escena central se aprecia a Dioniso niño cabalgando una pantera, el cual va vestido con un clámide y portando un tirso. A ambos lados aparecen una cornucopia y una pandereta. La pantera parece dirigirse hacia un recipiente para mezclar el vino. Alrededor de Dioniso y la pantera aparecen otras escenas que tienen que ver con el vino.
  • Parte izquierda: aparece un anciano pastor que se encuentra sentado y que está dando un racimo de uvas a una cabra, según algunos autores este personaje podría tratarse de Icario de Atenas, un fervoroso adorador de Dioniso y el primer mortal al que esta divinidad inició en el cultivo de la vid y en la fabricación del vino.
  • Arriba a la izquierda, encontramos a dos pastores que están brindando con una copa de vino.
  • Centro (arriba): se encuentra una ménade con el dios Pan que están portando una bandeja y una cesta de uvas.
  • Parte derecha: aparece un sátiro que se dispone a realizar el pisado de la uva en el lagar, para no perder el equilibrio se sujeta a unas cuerdas. Del lagar brotan chorros de mosto que caen en unas calabazas que hacen las veces de recipiente. Junto al sátiro debieron aparecer más personajes que probablemente le acompañarían con su tarea aunque lamentablemente no se ha podido conservar la totalidad del mosaico.
Lugar de conservación:

En la actualidad, el Mosaico del Don del Vino se custodia en el Museo Histórico Municipal de Écija, institución que tiene su sede en el Palacio Benamejí de Écija. Este museo es uno de los lugares que el viajero no puede dejar de visitar en todo viaje a Écija, en él se expone una importante colección de piezas de época romana, entre ellas brilla de manera especial la llamada Amazona Herida de Écija, una de las cuatro copias romanas que se conservan en el Mundo de un original griego atribuido al célebre Policleto de Argos. Además, este museo también guarda uno de los mayores muestrarios de mosaicos romanos de Andalucía.

Álbum fotográfico:

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Mosaico del Don del Vino

Calle Cánovas del Castillo, 4, 41400, Écija, Sevilla, España

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas