Amazona Herida de Écija

Calle Cánovas del Castillo, 4, 41400, Écija, Sevilla, España
Duración (minutos)

Información general

  • Dirección: Calle Cánovas del Castillo, 4, 41400, Écija, Sevilla, España
  • Visita la web oficial, haciendo click aquí.

Datos de contacto

  • E-mail: museo@ecija.es
  • Teléfono:954 830 431
  • GPS Latitud:    37.53941395473776
  • GPS Longitud: -5.079604554848743

Amazona Herida de Écija

Palacio de Benamejí, Museo Histórico Municipal,

Según nos cuenta la mitología griega, las amazonas eran unas mujeres guerreras y cazadoras que descendían de Ares, el dios de la guerra, y de la ninfa Harmonía. El historiador griego, Heródoto de Halicarnaso, en sus 9 libros correspondientes a la Historia, es la figura que narra por primera vez la existencia de las Amazonas al parecer eran oriundas de la zona del Cáucaso y que llegaron a formar un pueblo guerrero en el Ponto Euxino junto a la orilla del río Termodón, cerca de Trevisonda (Turquia) y cuya ciudad principal fue Temiscira, situada en la región del Mar Negro (Turquia). Las Amazonas se propagaron por Asia Menor, siendo dueñas de las ciudades de Éfeso, Esmirna, Pafos y demás poblaciones. La denominación de Amazonas procede del griego “mazós” que viene a decir “sin pecho”, ya que desde niñas a las amazonas las quemaban o comprimían el seno derecho para que no les estorbara en el disparo del arco y en el manejo del amento, un tipo de lanza arrojadiza. Las amazonas adoraban principalmente a la diosa Artemisa y no permitían que entre ellas vivieran los hombres y sólo mantenían relaciones con ellos para perpetuar se existencia, los encuentros solían ser una vez al año y tenían lugar en primavera. Si tenían un hijo varón se lo entregaban a su padre, si era niña la cuidaban y educaban según sus costumbres. El espíritu belicoso de las amazonas les hacía estar preparadas en todo momento para la lucha y no sólo atendían a la guerra defensiva también se aventuraron en varias expediciones como la invasión de Licia, antigua región del sudoeste de Turquia, aquí las amazonas fueron rechazadas por Belerofonte. Las amazonas también consiguieron penetrar en Frigia para auxiliar a Príamo, al final de la Guerra de Troya en la que fueron guiadas por su reina Pentesilea, la cual fue muerta por Aquiles. También nos habla la mitología del combate que mantuvieron con Hércules que quería apoderarse del cinturón de Ares que llevaba Hipólita, reina de las Amazonas en aquel momento, esta lucha constituye el noveno de los trabajos de Hércules quien logró apoderarse del cinturón y también de Hipólita, eso sí, después de mantener una lucha desesperada. Teseo, acompañado de Piritoos, peleó con las amazonas por la misma causa. Las amazonas tenían como principales armas, el arco, el hacha, escudo y el amento. Eran maestras del manejo del caballo, el cual montaban a pelo o cubierto con una gualdrapa, sabían guerrear a pie o caballo indistintamente. Las amazonas fueron representadas en el arte en multitud de ocasiones, su gran popularidad se debe a los antiguos artistas griegos que las representaron como mujeres bellas de compresión robusta. En la escultura, según podemos contemplar en la fotografía, las amazonas aparecen vestidas con el traje dórico que consiste en una túnica corta cubierta de otra sencilla que deja ver la corrección de las líneas en pecho, brazos y piernas. La túnica corta, también llamada chitón, está atada a la cintura con unas riendas de caballo que hacen las veces de cinturón. En la fotografía contemplamos una de las mejores representaciones de amazona de época antigua, ello es debido a su magnífico estado de conservación, la perfección de su talla y también a los restos de policromía que todavía presenta. Esta bellísima escultura de 2,10 metros, datada en el S. II d. C, fue encontrada en el año 2002 en la Plaza de España de Écija y en la actualidad se custodia en el Museo Histórico Municipal de dicha ciudad sevillana. La pieza fue realizada en mármol griego procedente del Pentélico. La Amazona Herida es una composición atribuida al escultor griego, Policleto (S. V a. C) de la cual sólo se conservan cuatro copias de época romana en todo el Mundo. La Amazona Herida representa a la amazona meditando sobre su cercana muerte al ser herida en su costado derecho, la cual contiene de forma serena su dolor. Écija, la ciudad donde fue encontrada esta magnífica escultura, se encuentra situada en la Comarca de la Campilla, a orillas del río Genil, la cual cuenta con una dilatada historia. En la Antigüedad fue llamada Astigi y alcanzó su mayor apogeo en torno al año 14 a. C, en aquel momento se fundó la Colonia Augusta Firma Astigi, que fue cabeza de uno de los cuatro conventos jurídicos en que se dividía la Bética.

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Amazona Herida de Écija

Calle Cánovas del Castillo, 4, 41400, Écija, Sevilla, España

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas

Ver artículos por categorías