Nápoles

80121, Nápoles, Nápoles, Italia
Duración (minutos)

Información general

Datos de contacto

  • GPS Latitud:    40.8517746
  • GPS Longitud: 14.268124400000033

Nápoles

Panorámica de la bahía con el Vesubio al fondo

Situación geográfica:

Nápoles es la metrópoli más importante del Mezzogiorno y la tercera ciudad más habitada de Italia, tan sólo es superada por Roma y Milán. Además es una de las pocas ciudades del Mundo antiguo que nunca ha llegado a extinguirse. Se halla situada en el sudoeste de la península Itálica, es la capital de la Campania y de su provincia homónima. Nápoles se desarrolló junto a la costa del mar Tirreno, en una llanura regada por el Sebeto, a los pies del Vesubio y frente a las islas de Capri, Ischia y Procida.

La unidad de Italia la relegó al rango de capital regional, este hecho paralizó su gran crecimiento demográfico y económico. En los últimos ochenta años la ciudad ha incrementado su desarrollo progresivamente, el puerto se ha convertido en el primero de Italia según su número de pasajeros y en uno de los primeros por el volumen de mercancías.

Historia:

Antigüedad:

En lo que hoy día conocemos como Golfo de Nápoles, en el S. VII a.C. surgieron una serie de poblaciones de origen griego como Parténope, Paleápolis o Neápolis, entre otras. Sobre el núcleo de estas ciudades se desarrolló una gran ciudad que aglutinó a todas ellas. Nápoles fue una «ubs federata», aliada de Roma desde el año 326 a. C. y convertida en municipio en el 90 a.C.

Edad Media:

Entre los S. VI y IX atravesó un cierto declive motivado por la guerra entre Constantinopla y los ostrogodos, y por el duque lombardo de Benevento. En este tiempo la ciudad fue gobernada por un dux, que en teoría era un funcionario sometido por las ordenes de Bizancio, pero en realidad era elegido por sus ciudadanos. En la segunda mitad del S. XI, los normandos conquistaron el sur de Italia y la isla de Sicilia, en este momento, Nápoles comenzó a resurgir. El emperador Federico II, a pesar de mantener la capital en Palermo, dotó a Nápoles de Universidad en el año 1224.

Carlos I de Anjou la convirtió en residencia real en el 1266 y en el 1282 se convertiría en la capital del reino, comenzando así una época de esplendor, aunque continuaban los graves problemas sociales, debido a la explotación que los banqueros florentinos y catalanes imponían a las finanzas napolitanas. El dominio de Aragón abarcó desde el año 1442 hasta el 1503, los aragoneses protegieron a la nobleza local y la confiaron la misión de administrar la ciudad, la burguesía de mercaderes se enriqueció por la llegada de los judíos que huyeron de España.

Edad Moderna:

Los virreyes españoles hicieron multiplicar la población de Nápoles debido a que motivaron a la nobleza de la Campania y alrededores, a ubicarse en la ciudad, esto fue para controlarles mejor, pero a cambio se liberó a Nápoles de todo tipo de impuestos con que el resto del reino si estaba gravado. Este período político originó una plebe ociosa, carente de trabajo fijo, las clases bajas malvivían en los suburbios napolitanos, en aquel momento comienza el problema urbanístico y demográfico que todavía no se ha resuelto. La peste del año 1656 acabó con casi la mitad de la población, pero en muy poco tiempo volvió a recuperarse.

A mediados del S. XVIII, Nápoles ya tenía más de 350.000 habitantes, era una de las ciudades más populosas de toda Europa, pero la economía era bastante frágil debido a la nobleza pendenciera e inculta que poseía el poder, el pueblo desesperado llenaba las calles y causaba importantes revueltas como la de Masaniello en el año 1647. Con la llegada de los Borbones se hicieron algunas reformas que fueron continuadas por los reyes napoleónicos. Los Borbones desconfiaban de la burguesía comercial e intelectual, por ello intentaron hacerse populares con la construcción del ferrocarril y la iluminación urbana con gas. Nápoles no se convertiría en el prototipo de ciudad industrial y este retraso continuaría con la anexión al Reino de Italia.

Edad Contemporánea:

Los bombardeos del año 1943, en la Segunda Guerra Mundial, destruyeron el puerto y la población quedó diezmada después de la revuelta armada contra el ejército alemán.

En la actualidad, Nápoles es una bellísima y caótica ciudad, su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad y es un paraíso para todos los amantes del Arte, recordemos que su Museo Arqueológico es uno de los más importantes de todo el Mundo, en él se conservan gran parte de las obras de arte que fueron encontradas en Pompeya y Herculano.

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Nápoles

80121, Nápoles, Nápoles, Italia

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas