Abadía de San Galgano

53012, Chiusdino, Siena, Italia
Duración (minutos)

Información general

  • Dirección: 53012, Chiusdino, Siena, Italia

Datos de contacto

  • GPS Latitud:    43.149418838846884
  • GPS Longitud: 11.155647627814716

Abadía de San Galgano

Interesante muestra de arquitectura cisterciense en la Toscana

abadía de san galgano

Abadía de San Galgano

Las imponentes ruinas de la Abadía de San Galgano están consideradas como una de las muestras más interesantes de arquitectura cisterciense en la región de Toscana junto con las Abadía de Sant’Antimo. Las ruinas de San Galgano se encuentran situadas en el municipio de Chiusdino que forma parte de la provincia de Siena. El monasterio queda integrado en un fantástico paisaje. Hemos de recordar que San Galgano (1148-1181) fue un caballero que renunció al mundo material y siguió una vida de ermitaño. Cuenta la tradición que el santo intentó romper su espada contra una roca como rechazo a la guerra, la piedra se la tragó, lo cual Galgano lo interpretaría como una señal de aproximación a Dios y por ello decidió construir un templo, lugar que hoy ocupa la Capilla de Montesiepi, en donde murió como ermitaño. El Papa Urbano III le declararía santo.

Historia

Las obras de construcción de la abadía se extendieron entre los años 1220 y 1268. Muy pronto se hizo notar la prosperidad en la Abadía de San Galgano en detrimento de los monasterios vecinos, además la abadía se hizo con las posesiones de varios pueblos de la región. Cierto número de monjes del monasterio son nombrados obispos, incluso declarados santos después de su muerte. Tal fue la importancia de este monasterio que incluso la República de Siena también se erige como protectora de la abadía.

La prosperidad de la comunidad monacal cesó a finales del siglo S. XIV, momento en que la abadía quedó devastada dos veces por las incursiones del mercenario inglés John Hawkwood. Posteriormente varios abades arruinaron el monasterio, eran particularmente codiciosos, uno de ellos, Giovanni Andrea Vitelli, llegó a vender el plomo del techo de la iglesia en 1548, acelerando su ruina. En el año 1577 se inició una restauración del entramado, pero no impidió que continuara la degradación. En 1600, algunas fuentes afirman que sólo queda un monje en la abadía, reducido a la condición de ermitaño.

El cardenal Giuseppe Maria Feroni trajo franciscanos durante el S. XVIII para habitar en lo que quedaba de la abadía. Por falta de mantenimiento, la abadía queda entonces inutilizable y es la sacristía la que sirve de lugar de culto. Lamentablemente, en el año 1786, el campanario, de treinta y seis metros de altura, se derrumbó y arruinó definitivamente la bóveda de la abadía. Las tropas francesas cerraron permanentemente la abadía durante la invasión napoleónico.

Descripción de la obra

La iglesia respeta perfectamente los cánones de las abadías cistercienses; estos cánones fueron establecidos por la Orden Cisterciense y preveían reglas precisas en cuanto a la ubicación, el desarrollo planimétrico y el esquema de distribución de los edificios. Las abadías debían levantarse a lo largo de las vías de comunicación más importantes, este caso la vía Maremmana, para facilitar las comunicaciones con la casa matriz. Además, generalmente se colocaban cerca de los ríos, en este caso el río Merse, para aprovechar su poder hidráulico y finalmente en lugares boscosos o pantanosos para poder recuperarlos y luego explotar la tierra para el cultivo. Desde el punto de vista arquitectónico, los edificios debían caracterizarse por una notable sobriedad formal.

La iglesia de la Abadía de San Galgano presenta unas dimensiones de 71 metros de largo por 21 metros de ancho. Consta de 16 pilares, es de cruz latina y tiene tres naves, dos tramos de planta rectangular, con ábside cuadrado (obedeciendo al simbolismo cisterciense de la plaza). La iglesia está construida en parte de ladrillo y travertino. Los que dan a los seis primeros tramos de la nave son todos de una sola pieza, pero los que iluminan los dos últimos tramos de la nave, los dos tramos de cada transepto y el coro están rematados por un rosetón. Los muros de la capilla lateral albergan restos de pinturas murales de Ambrogio Lorenzetti (1344) en los que se representan escenas de la vida de San Galgano.

Fotos de la Abadía de San Galgano

¿Cómo puedo llegar?

Haz click en el marcador para obtener más información.

Abadía de San Galgano

53012, Chiusdino, Siena, Italia

Te puede interesar...

Artículos relacionados

Rutas relacionadas